Tu tienda de electroestimuladores

Como en cualquier campo, tenemos grandes defensores de los electroestimuladores, aunque también podemos encontrar algún detractor, entendiendo que se debe a la falta de praxis o al desconocimiento de la electroestimulación. Cada día hay más estudios médicos que lo avalan. Lanalítica de la electroestimulación desde hace muchos años se viene utilizando en rehabilitación y los electroestimuladores son muy eficaces en tratamientos de fisioterapia.

Los músculos necesitan impulsos nerviosos para contraerse o relajarse. Nuestro sistema nervioso es el que tiene la capacidad de decidir dónde es necesaria una contracción muscular. Con la electroestimulación muscular podemos inducir la contracción del músculo en cualquier momento.

¿Qué significan las siglas EMS?


EMS significa Estimulación Electro Muscular y es un sistema de entrenamiento de cuerpo completo que usa una corriente de impulso, muy similar a los impulsos eléctricos que su cuerpo envía para hacer que sus músculos se muevan, pero en una escala amplificada.

Cómo Ponerse en Forma con la Estimulación Muscular Eléctrica (EMS)

Los músculos se estimulan mediante el uso de electrodos conductores adheridos por encima del músculo, lo que hace que las fibras musculares profundas se contraigan y se relajen a un ritmo rápido. Por lo tanto, resultados mucho más rápidos que en el entrenamiento y el ejercicio.

¿Cómo funcionan los electroestimuladores?

Normalmente, es su cuerpo el que activa sus músculos enviando impulsos eléctricos desde su cerebro a través de su sistema nervioso central (SNC). Pero un dispositivo EMS le permite realizar contracciones musculares profundas, intensas y completas sin activar (o estresar) realmente su SNC, sin mencionar sus articulaciones y tendones.

Lo mejor es que tu cuerpo no sabe la diferencia entre una contracción voluntaria y una estimulada eléctricamente. Tu cuerpo solo reconoce que hay un estímulo y reacciona en consecuencia.

Un estudio publicado en el  Journal of Strength and Conditioning analizó si los EMS podrían ayudar a los atletas de élite a obtener una ventaja en el rendimiento. Concluyeron que «el análisis muestra que los atletas de élite, a pesar de su alto nivel físico, pueden mejorar significativamente su nivel de fuerza en la misma medida que es posible con sujetos no entrenados».

Los Electroestimuladores: el gran complemento a nuestro entrenamiento

Debemos ser conscientes de que los electroestimuladores no son la máquina milagrosa que resuelve ningún problema. La electroestimulación es eficaz como un gran complemento a nuestras rutinas de entrenamiento y podemos aplicarla a cualquier objetivo que queramos conseguir.

¿Por qué podemos adelgazar con electroestimulación muscular? 

Con una buena sesión de entrenamiento con electroestimulación muscular global podemos consumir entre 3000 y 4000 calorías por sesión. No significa que termines una sesión de 20 o 25 minutos y quemes de 3000 a 4000 calorías, pero sí, que los electroestimuladores son efectivos porque luego de esa sesión el metabolismo permanece activado por más de 72 horas regenerando todo el daño muscular sufrido en dicha sesión. Se conoce como consumo calórico por EPOC (consumo de oxígeno post-ejercicio).

Descubre las diferencias entre EMS y TNS

Los tiempos de descanso para una recuperación muscular óptima también son muy importantes, así como un buen descanso después de un entrenamiento convencional de alta intensidad.

Los electroestimuladores en el deporte

El aumento de la fuerza y ​​masa muscular cuando entrenamos con electroestimulación es superior a cualquier otro sistema convencional. Pero la aplicación de la electroestimulación global en el deporte no solo aporta eficacia en el entrenamiento.

Los electroestimuladores se pueden utilizar como vehículo de ayuda cuando nos iniciamos en el mundo del entrenamiento físico. Sin duda es más fácil conseguir una intensidad alta que, junto a la falta de carga articular, nos proporcionará sensaciones muy positivas, también a nivel hormonal, y nuestro propio cuerpo nos pedirá que sigamos realizando cualquier actividad física. 

Así, los electroestimuladores son efectivos ya que nos ayudan a integrar en las rutinas hábitos saludables donde podemos combinarlo con una buena alimentación y obtener los mejores resultados posibles.

¿Con qué frecuencia se pueden utilizar los electroestimuladores en los mismos grupos musculares ?

Las personas que compran y usan máquinas EMS pueden preguntarse con qué frecuencia pueden usar los electroestimuladores en los mismos grupos musculares. Dado que EMS implica el uso de corriente eléctrica, las personas pueden estar preocupadas por su uso excesivo.

La mayoría de los fabricantes de máquinas EMS recomiendan usar las máquinas en un grupo de músculos a la vez, alternando grupos de músculos todos los días. Algunas máquinas le permiten estimular dos grupos de músculos a la vez, lo cual está bien siempre que no sean grupos de músculos antagónicos. Usar EMS en grupos de músculos antagonistas al mismo tiempo es muy peligroso y debe evitarse.

Debido a que las máquinas EMS utilizan una corriente electrónica de muy bajo nivel, no tiene que preocuparse por usarlas en exceso y «quemar» su músculo.

Precauciones necesarias cuando se utilizan los electroestimuladores

Una sesión de electroestimulación equivale a un entrenamiento de alta intensidad, este tipo de entrenamientos lleva un proceso de preparación. Las sesiones de entrenamiento de alta intensidad provocan microdesgarros fibrilares por lo que es necesario contar con la supervisión de especialistas. 

Las microfibras expulsan enzimas sanguíneas llamadas CPKS (creatina fosfoquinasa). Estas enzimas se encuentran, de forma natural, en el cerebro, el corazón y los músculos predominantemente. Cuando se produce un daño muscular, la presencia de enzimas puede aumentar drásticamente, hasta treinta veces sus valores normales. 

Este valor disminuirá gradualmente durante los próximos seis o siete días después de un ejercicio intenso. El aumento de CPK suele ocurrir en corredores de fondoentrenamiento con pesas o también en carreras de descenso, en personas que no están entrenadas, y también con electroestimuladores ya que provocan ese daño muscular al igual que el resto de entrenamientos. 

Por lo tanto, el descanso entre los entrenamientos debe ser respetada, hay que hidratar mucho descansar para permitir que el cuerpo tenga su recuperación natural y que los altos niveles de estas enzimas se reduzcan. La ingesta de aminoácidos y carbohidratos sugerida por algunos estudios puede mejorar los niveles de creatina quinasa después del ejercicio. Ya que probablemente se deba al trabajo de las proteínas para reparar el daño muscular.

Electroestimuladores para quemar grasa

Los electroestimuladores pueden disminuir la grasa corporal subcutánea mientras aumenta la masa muscular. Cuando observamos la composición corporal, tenemos contenido de agua, tejido conectivo, órganos, masa muscular y grasa corporal.

Principalmente, las dos variables en las que nos enfocamos y que pueden cambiar nuestra salud y cambiar nuestra apariencia son la proporción entre la masa corporal magra, compuesta principalmente por músculo y grasa corporal y la grasa.

En sesiones de 20 minutos dos veces por semana, puede obtener los beneficios de tres entrenamientos de gimnasio intensos de 90 minutos. Y sus articulaciones se lo agradecerán porque no hay carga articular como ocurre cuando levanta pesas.

El electroestimulador recomendado

Electroestimulación en rehabilitación: usos y beneficios

Uno de los principales usos de los dispositivos de terapia de electroestimulación en rehabilitación es su uso para minimizar y aliviar el dolor. Existen programas específicos para tal fin, aunque el profesional también puede determinar la programación personalizada específica que considere adecuada para cada caso con los electrodos conectados a la zona muscular correspondiente.

Permite al paciente ganar en calidad de vida mejorando su bienestar. Y le permite realizar actividades que el dolor le impidió realizar. Entre ellos, puede haber algunos ejercicios físicos apropiados para la rehabilitación que de otro modo serían muy dolorosos de realizar.

La electroestimulación para el alivio del dolor, según el tipo de lesión o problema, se puede aplicar en una zona muy concreta o a nivel general en amplias zonas del cuerpo. Cada caso personal recomendará uno u otro uso.

Estimulación de los músculos paralizados y prevención de la atrofia muscular

La estimulación de los músculos paralizados es uno de los usos más relevantes de la electroestimulación en la rehabilitación. El uso adecuado del dispositivo de electroestimulación permite tanto la prevención como el tratamiento de la atrofia muscular. 

Cuando una lesión impide el movimiento, los músculos implicados en dicha lesión no se utilizan, o al menos no con su propia activación mecánica, y corren el riesgo de atrofiarse. 

Para evitar este problema, estos dispositivos ejecutan la estimulación adecuada de los músculos paralizados o no utilizados. De esta forma la electroestimulación en rehabilitación permite que estos músculos trabajen sin necesidad de que el individuo los mueva.

Corrección de desequilibrios musculares

Un uso muy relevante y frecuente de la electroestimulación en rehabilitación es la corrección del desequilibrio entre diferentes grupos musculares. Este desequilibrio puede ser tanto el resultado de una lesión como la causa de la misma, según el caso.

Corregir el desequilibrio entre los grupos de músculos potenciando, desarrollando y fortaleciendo específicamente los músculos que son más débiles es esencial para el paciente. Lograr un equilibrio muscular óptimo ayudará a mejorar la forma física y corporal . Y no solo eso, también permitirá reducir el riesgo de nuevas lesiones por este problema.   

La electroestimulación en rehabilitación tiene muchas aplicaciones y es clave para ayudar a la recuperación del bienestar y la calidad de vida del paciente.

Artículos Relacionados

Productos Destacados